Donna Ciccina Accomadation

Un centro pequeño que nace de una cuidadosa restauración de edificios históricos por la pasión y el entusiasmo de su propietario.

Un lugar acogedor, romántico y refinado, emplazado en una mansión histórica con un ambiente exclusivo con una hospitalidad genuina, Su responsable, un descendiente directo de la familia que vivía allí, conserva objetos, recuerdos, anécdotas y los sabores propios de un mundo de distancia de la vida cotidiana. De allí la elección del nombre.

Ciccina fue una dama soltera por elección. Como sueña de casa, era una persona de gran autoridad y eficacia, sagaz y astuto se la conoce como toda una institución en Tropea.

Cocinera refinada y excelente pastelera, llevaba adelante el manejo de una sedería. A tasas ínfimas, ofrecía el mejor crédito en su rubro, y llevaba en un pequeño cuaderno el registro de los débitos de sus clientes.

El lugar posee amplias habitaciones, decoradas con buen gusto, luminosas y muy cómodas. Cada uno con su propio mobiliario especial, cama con dosel, un ático con techos de madera, vigas y suelos de terracotapulida. Algunas con vistas panorámicas, otros con terraza privada, en cualquiera de ellas podrá relajarse mientras disfruta del entorno mágico de la ciudad vieja.

Es un espacio ideal tanto para personas en viaje de negocios como para los turistas que tendrán la agradable sensación de estar en casa, con algunas atenciones de más. El desayuno, abundante y genuino se sirve en la planta baja, construida en una grieta de la roca.